Monumento Natural del Barranco del Cabrito

Monumento Natural del Barranco del Cabrito
11/11/2019

El Monumento Natural del Barranco del Cabrito ocupa las zonas medias y baja del barranco del mismo nombre, en el término de San Sebastián. Este espacio alberga dos grandes barrancos en su interior, el del Cabrito, denominado Juan de Vera en su tramo superior, y el de La Guancha.

Los barrancos que configuran la cuenca del Cabrito constituyen un paisaje peculiar de gran tipismo, donde no faltan elementos singularizados destacados como las crestas y roques de interfluvios, así como el palmeral de sus laderas. En su conjunto, conforma una estructura geomorfológica profundamente desmantelada por la erosión. 

La vegetación la protagonizan los matorrales, dominando los balos (Plocama pendula) y aulagas (Ulex europaeus) en los fondos de barrancos, mientras que en las laderas dominan los tabaibales y cardonales, así como una importante presencia de palmeras en algunos lugares, que tienen su mejor expresión en la cabecera del barranco de Juan de Vera.

En las zonas de Vegaipalay Jerduñe, la presencia humana armoniza con el entorno sin desvirtuar un paisaje de tinte tradicional añadiendo al mismo elementos culturales de interés.

Declaración

Este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias, como parque natural del Barranco del Cabrito, y reclasificado a su actual categoría por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias.

Otras protecciones

Todo el monumento es por definición área de sensibilidad ecológica a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico.