Ermita de San Sebastián

Ermita de San Sebastián
04/11/2019

Se trata de un pequeño templo qué, junto con la Iglesia de La Asunción, constituyen las únicas edificaciones religiosas que aún hoy conservan vestigios del momento de la conquista. 

Fundada en torno a 1535 por orden del primer Conde de La Gomera, Don Guillén, esta ermita recoge el gusto por la arquitectura portuguesa.

La planta rectangular consta de una sola nave que desemboca al fondo y está separada por un arco de triunfo, en la capilla mayor. El exterior, dentro de su sobriedad es el más rico de las ermitas de la isla. Destacan la puerta principal, de medio punto, la cuál presenta en su clave un interesante relieve con los símbolos de la adbocación: un árbol flanqueado por dos flechas. La entrada lateral constituye el único testimonio del primitivo edificio, recompuesta en las sucesivas restauraciones.

La imagen del titular, patrón del municipio, es una talla del siglo XVIII.