Municipio de Hermigua

Municipio de Hermigua
12/11/2019
Está situado en el norte de la isla de La Gomera.

Tiene una extensión de 39,67 km² y una población de 2.147 habitantes (INE, enero 2006). Su altitud es de 210 metros sobre el nivel del mar y tiene una Longitud de costa de 8,35 km

Algunos lugares de interés del municipio son el Convento de San Pedro (1598), la Iglesia de la Encarnación y el Museo Etnográfico. Uno de los caseríos de Hermigua es El Cedro, situado en los límites del Parque Nacional de Garajonay y dentro del bosque del mismo nombre caracterizado por la presencia de Laurisilva.

La economía del municipio está basada principalmente en la agricultura (plátano, vino) y en el turismo rural. Con respecto a este último, Hermigua se ha convertido en uno de los puntos principales de oferta de este tipo de turismo en La Gomera

Aspectos Geográficos

Situado en el norte de la isla,supone un espacio triangular, que en buena medida delimita la amplia cuenca de Hermigua. Sólamente hacia el este, algunos pequeños barrancos, de los que el más oriental es el de Juel, ya en el límite con San Sebastián, no llevan sus aguas hacia el gran valle del norte gomero.

La línea divisoria con este municipio se continúa hasta las cumbres centrales, en un corto encuentra con Vallehermoso, muy cerca del alto de Garajonay. Desciende siguiendo la vertiente contraria hasta el litoral, en su límite occidental con Agulo.

La orientación del municipio, determina una significatíva influencia de los alisios, que encuentran vía libre a su paso por el valle. Aparece la clara diferencia entre las zonas bajas con amplias extenciones, en las areas más favorables, dedicadas al cultivo de regadío (platanera) y aquellas donde se hace perceptible los mayores aportes de humedad. Se desarrollan aquí excelentes muestras de monteverde: laurisilva y fayal-brezal. Entre ambas, una zona de transición, con la presencia del sabinar.

Precisamente los abundantes recursos acuíferos y la construcción de embalses, ha facilitado el desarrollo de la agricultura.

Cultura popular

 El incendio que asoló en 1984 los montes, de terminaría la suspensión definitiva de La Fiesta de El Cedro, por el peligro que podía suponer la gran concentración de personas en el bosque. Desapareció así una de las más significativas muestras de la cultura popular, donde el toque de la chácara y el tambor, constituían la parte fundamental del encuentro. La cita era en la hermita de Ntra. Sra. de Lourdes, en medio del Parque Nacional de Garajonay, el último domingo de agosto.

Festividades locales:

  • 7 de agosto, Nª.Sª. de la Encarnación.
  • 8 de septiembre, Santo Domingo.